La Elección del 2006 en México, los Encuestadores y Otros Oráculos

Según Woldemberg, quienes pensamos que hubo fraude -mayúsculo, minúsculo o mediano, eso que importa, simplemente creemos que hubo fraude-, lo hacemos por fe; es decir, ya estamos descalificados. Lo mismo se puede decir de quien piensa que no hubo fraude, lo hace por fe y por lo tanto de forma irracional. Tan simple como poner etiquetas. Pareciera decir Woldenberg: de este lado estamos los racionales, los pensantes; y del otro, los irracionales, aquellos a quien la coalición que apoyó a López Obrador les lavó el cerebro. Y con ello, la discusión se acabó.
Read More