Cultura y discriminación

Héctor Murillo Cruz
21 de Diciembre del 2015

(AMI) Cada fin de año parece propicio para los balances en los cuales se formulan nuevos propósitos, ya sean personales o colectivos de un cuerpo social. El ámbito internacional cargado de problemas, a veces agravados por enfrentamientos geopolíticos, al estilo del actual en Medio Oriente por las ambiciones absurdas del Estado Islámico, para algo imposible: regresar a la Edad Media.

Culminó en París la COP21, cuyo propósito se condensó en el agrupamiento de 195 Estados nacionales sobre la necesidad de frenar el cambio climático, disminuyendo en las décadas subsiguientes el efecto invernadero. Esto consagró al ministro francés de Relaciones Exteriores Laurent Fabius, en la Reunión del Comité de París, donde el político galo realizó la faena de su vida. Allá estuvo presente el secretario mexicano del Medio Ambiente, Rafael Pacciano, quien subrayó: “No hay más tiempo, cada país tiene que aportar el esfuerzo que le corresponde”. También viajó hace días a la Ciudad Lux el presidente de México, Enrique Peña Nieto, quien se comprometió y lo hizo bien, como era su deber.

Por cierto, el último espectáculo democrático en el país “azteca”, fue escenificado en el Senado por quienes discutieron la creación finalmente aprobada de la Secretaría de Cultura, aunque hubo dos votos en contra de infidentes ex priistas: el de Layda Sansores, hija de un ex presidente del PRI y el de Manuel Bartlett, ex secretario general del PRI, durante la campaña presidencial de Miguel de la Madrid.

El senador chiapaneco Zoe Robledo del PRD, aportó una idea clave, consistente en tres pasos consecutivos: la inclusión de la cultura como una actividad estratégica del Estado, la creación de una Ley General de Cultura y un presupuesto mayor para el sector.”

Otro hecho reciente positivo consistió en la renovación de la Presidencia del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, al ser nombrada Alexandra Haas en base a una propuesta del consejo Consultivo, al tomar posesión afirmó: “El Conapred lo que busca es generar un cambio cultural y desarrollar herramientas para otros (se refería a la sociedad y sus agencias) y que el combate a la discriminación sea una realidad”.

CONAPRED: ALEXANDRA HAAS

El beneplácito que ha despertado el nombramiento de Alexandra Haas se debe a su trayectoria impecable y a su comportamiento impecable y a su compromiso probado con los derechos humanos. Esta acertada elección tranquiliza a muchos ciudadanos involucrados en la lucha contra la discriminación, al mismo tiempo que garantiza una gestión cuidadosa y respetuosa. (Marta Lamas, Proceso, 2024).

HASTA QUE LLOVIÓ EN JALISCO

Cuando Enrique Alfaro Ramírez, alcalde de Guadalajara, inició su gestión hace ya varios meses bajo una gran expectativa de los tapatíos por ver realmente cambios con la nueva administración emanada del partido Movimiento Ciudadano, en poco tiempo comienzan a sentirse mejoras en los servicios públicos, y sobre todo orden en la actuación de funcionarios jóvenes -muy jóvenes en el servicio de administración municipal- que comienzan en política de ligas menores, pero con un enfoque diferente basado en la utilización de metodología, implementos digitales e ideas modernas.

Esta nueva forma de actuar de la autoridad de Guadalajara viene aparejada a naturales y añejas resistencias al cambio; los primeros que “brincaron” han sido los liderazgos sindicales, los grupos de comerciantes organizados y centrales obreras como la CROC y la CTM, tradicionalmente cobijadas bajo el manto clientelar priista de muchos años. Hoy, la cosa ha cambiado: los muchachos piensan y actúan diferente a los viejos funcionarios políticos.

OPINION DE LECTOR AMIGO:

Mediante e-mail, un lector que se identifica dice: “Si fuera más inteligente hacer municipios colindantes y conurbados, que perfeccionar la estructura del Distrito Federal, desde cuando en Washington no existiera el Distrito Columbia ni en España la Alcaldía de Madrid. Ya verás la cena de negros (en el DF) para el cobro de impuestos, reparto presupuestario, etc., entre alcaldes a la distancia de un milímetro. Y a los Poderes Federales estar dentro de un estado libre y autónomo, que no soberano pues no es País.

Es mejor Estado de Anáhuac que Ciudad de México pues caeremos en la Ciudad-Estado como en los tiempos de Borgia y Macchiavello. O…como el Vaticano.

Vaya pérdida, gran regalo a cambio de que Mancera (Jefe de Gobierno del DF) aprobara cierta legislación.”

CONASAMI

A pesar de que la CONASAMI tiene como misión establecer las bases y los elementos para que la fijación de los salarios mínimos generales y profesionales eleven el nivel de vida del trabajador y su familia, propiciando la equidad y la justicia entre los factores de la producción que reconozcan y validen el respeto a la dignidad del trabajo, no sólo ha sido un lastre “sino un ente ‘maldito’ para los trabajadores”, en palabras del presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano. Por su parte, Basilio González Núñez, presidente de la Comisión, informa que al no concluir el proceso para la desindexación del salario mínimo, no se está en posibilidad de que el salario mínimo reinicie un proceso de recuperación gradual, toda vez que su utilización como unidad de cuenta, base o medida de referencia constituye una atadura. Ya son 20 los congresos locales de la República que notificaron la desindexación salarial. En fin, tal parece que el pueblo está en medio de dos bandos que pelean a capa y espada, mientras el pueblo está contra la pared: ¿hasta cuándo? (Rubén Esaúd Ocampo)