Cuando faltaban 17 días de su regreso a la política en Guerrero, Florencio Salazar Adame, pronuncia una conferencia en su tierra natal

Ernesto Ortiz Diego
6 de Noviembre del 2015

Florencio Salazar Adame, ex embajador de México en Colombia, fue invitado por el doctor Víctor Manuel Escobar Vega, coordinador del Curso Formación Político-Social, el sábado 10 de octubre de 2015 en la Biblioteca “Casa Altamirano”, aquí en Chilpancingo; el también ex coordinador del Congreso de Guerrero, de entrada dijo que él no es politólogo, ni sociólogo, ni un científico social, sino un político profesional que se ha dedicado toda su vida a la política, y cree que seguirá dedicándose a ella, Don Jesús Reyes Heroles, en alguna ocasión afirmó que ningún político se retira de la política, que es la política la que retira a los políticos. Es una verdad absoluta. La política en su sentido pragmático es una actividad llena de claves, que cuando se sigue de manera puntual en un sistema político se pueden hacer muchas cosas en beneficio de la sociedad. 

Hay quienes deciden tomar los caminos cortos, se van por la corrupción, la cortesanía, el nepotismo, la simulación, entre otros defectos. Porque la mayoría de los políticos solo ven la política para alcanzar el poder para enriquecerse, se aprovechan de los recursos públicos para uso personal. Eso lo hemos visto repetidamente en el estado de Guerrero. No hemos tenido políticos verdaderamente responsables, que asuman que hay un compromiso con la sociedad. El poder público debe servir para establecer políticas públicas, programas de desarrollo que contribuyan a generar capital humano.

Hoy podemos ver en Guerrero una desgracia generalizada en el ejercicio del gobierno, porque nos encontramos por ejemplo, con una educación que no es de calidad, una disputa constante por las plazas del magisterio, una rapiña por los recursos públicos, un exceso de maestros, sin embargo, tenemos escuelas que carecen de mentores, con instalaciones educativas derruidas que carecen de lo mínimo como sanitarios para los alumnos. Los centros de salud en los que no existe ningún tipo de medicamento, suturas, y en donde en efecto están las instalaciones hospitalarias, pero no hay manera de que la población sea atendida en los centros de salud, sobre todo la gente que no tiene recursos para acudir a la medicina privada. 

¿Cómo es posible que estas cosas ocurran? que incluso tengan tanta visibilidad y sin embargo, que no haya una reacción ni de otros poderes públicos, ni de los medios de comunicación, y por supuesto todo esto implica que vivimos en una sociedad atrasada, y que se advierte en que no tenemos ciudadanía. Y que la falta de ciudadanía es círculo vicioso que provoca que no haya responsabilidades, que haya una gran impunidad, y que consecuentemente existe un sistema generalizado de complicidades, todos estamos de acuerdo con lo que pasa, aunque en lo personal podamos expresar nuestra inconformidad, o nuestro desacuerdo, pero estamos de acuerdo puesto que lo aceptamos, y al aceptar tenemos un acuerdo tácito, de cómo vivimos, cómo se vive, para que se hacen las cosas.

Y cada tres o seis años, no nos enfrentamos a la expectativa de que las cosas puedan cambiar y ser mejores. Si no simplemente de que va a cambiar el personal en el ámbito de la administración pública, lo he dicho en otras ocasiones, nos preocupa más quiénes son los que van a estar en los cargos públicos para que a la vez nos lleve al gobierno, nos genere una concesión, nos de un empleo, nos otorgue un contrato. 

Pero esto es posible en una sociedad atrasada como la nuestra, es una desgracia que a mayores recursos presupuestales que van al gobierno del estado, sin embargo, no superamos nuestro déficit de atraso, depende de los datos que se quieran consultar del Inegi, Ceneval, ocurre de que pasamos del tercer lugar al segundo lugar en niveles de pobreza y que entre el año 2014 y 2015, se incrementó la pobreza en casi 300 mil personas guerrerenses en pobreza extrema. Esto nos dice que todos los programas sociales “México sin hambre”, “Solidaridad”, “Contigo”, etcétera, ¿cuál ha sido su utilidad? ¿en dónde están los resultados de los muchos recursos que se destinan al combate a la pobreza? 

FSA cree que la política tiene que servir necesariamente para buscar el bien común como lo definían los griegos o como lo define el PAN que lo asume muy bien como principio fundamental de buscar el bienestar de la sociedad; pero no rompemos ese círculo vicioso de que todo está bien aunque esté mal, si estamos de acuerdo en que haya transparencia y rendición de cuentas, pues entonces no tenemos un gobierno de calidad [Gobernanza], ha estado leyendo algunos ensayos respecto de la democracia en México: José Woldenberg, Lorenzo Meyer, Jesús Silva-Herzog-Márquez, coinciden en que si ha habido un desarrollo democrático en el país: tenemos un padrón electoral con fotografía, credencial con fotografía para votar, se insaculan los miembros de las casillas, los partidos políticos obtienen recursos públicos, están sometidos a la verificación que establece el INE y si uno se da cuenta como se ha venido desenvolviendo la vida democrática de México, por lo menos desde 1979 cuando se le dio registro legal a partidos como el Partido Comunista Mexicano y al “Ferrocarril” que en aquella época había gran expectativa de jóvenes que habían luchado en 1968 y que hoy son lo peor que representa la izquierda porque es la corriente de “los chuchos” en el PRD. 

Tenemos una democracia gradual sostenida y después cuando se crearon los órganos electorales con todos los instrumentos uno veía que era una democracia consolidada, que tiene una institucionalidad, con recursos económicos, capacitación y formación profesional para asegurar que los procesos democráticos en México se den en las mejores condiciones. 

Sin embargo, lo que dicen los analistas es que una democracia para que podamos ver si es verdaderamente una democracia de calidad, tenemos que ver si tenemos un gobierno de calidad. Hay muchísimos recursos que se implementan para los procesos democráticos pero no tenemos gobiernos de calidad y si no tenemos gobiernos de calidad algo está fallando en la democracia, algo está fallando en la sociedad y por supuesto está fallando la política. 

Florencio Salazar Adame como político ha participado en el PRI y en el PAN, es decir, conoce lo mejor y lo peor de los dos mundos, ha podido advertir que en realidad este desarrollo democrático de México se ha extraviado en buena medida o no tiene la fortaleza suficiente porque se han partirizado los órganos supuestamente autónomos que deberían justamente mantenerse por encima del sistema de partido para asegurar que los fines para que fueron creados se cumplieran de manera suficiente y eficiente. 

FLORENCIO SALAZAR ADAME, LUIS SPOTA Y LA CENTRALIZACIÓN DEL PODER

¿Qué papel juega la política y los políticos? Si nosotros revisamos diferentes informes democráticos que periódicamente generan organizaciones no gubernamentales de carácter internacional y nacional, o los propios medios de comunicación que hacen encuestas sobre temas de interés público [Reforma, La Jornada, El Universal y Excélsior], los que tienen mayor nivel de rechazo son los partidos políticos y los legisladores; la gente está harta de los partidos y de los políticos, consecuentemente, la gente rechaza la política, porque no ve la función social que debe congregar de manera organizada a los políticos para hacer el bien común. La política entendida así solo es un instrumento pervertido para alcanzar el poder y satisfacer los apetitos personales dejando de lado el interés público. 

En el caso de Guerrero lamentable desde siempre y ahora FSA cree que es más visible, hay un empobrecimiento de lo que se llama la clase política. Nuestros políticos, los guerrerenses, cuando había un sistema de partido casi único, o de la dictadura perfecta como le llamó Mario Vargas Llosa, o el partido dominante, como se adjetivaba aquel régimen sostenido por el Presidente de la República y el PRI en el vértice [como le llamó el politólogo Daniel Cosío Villegas], todo se centralizaba en la ciudad de México, los políticos se formaban en la capital del país y solo visitaban el estado de Guerrero para mantener una cierta relación con sus amigos que pretendían formar seguidores a favor de su causa, pero que no tenían realmente una cercanía con la sociedad guerrerense, porque las decisiones se tomaban en México para el nombramiento de candidatos, de ahí la importancia de lo que se llamó “el sobre lacrado”, “el tapado”, “el dedazo”, estos mecanismos son los que determinaban quien iba a ser el gobernador, el senador, el diputado federal, el diputado local y las alcaldías más importantes como Ciudad Juárez, Puebla, Chihuahua, Tijuana, Acapulco, Guadalajara, estas las decidía el Presidente de la República, y las alcaldías menores se las dejaban a los gobernadores que decidieran. 

Con esta centralización del poder, los políticos guerrerenses vivían en la ciudad de México allá buscaban en los partidos la oportunidad de acceder a los cargos de elección popular y después se acercaban a la sociedad, llegaban a Guerrero con una parafernalia y con una fama que en realidad no se les conocía porque no los veíamos con anterioridad, eran líderes carismáticos –en el lenguaje del sociólogo Max Weber- en el sentido de que tenían entorno a su personalidad un prestigio y una influencia política pero esas cualidades no eran sociales, entonces se le apostaba a la relación personal, al contacto personal, a quien le caía bien, a quien le oía su buen discurso y se pensaba que era el mejor perfil para gobernar al estado de Guerrero. Y así se sucedieron muchas anécdotas en la vida pública. 

FSA, enfatiza, hoy se ha olvidado injustamente a Luis Spota, porque fue uno de los grandes escritores mexicanos, pero que nunca formó arte de los cenáculos literarios como Octavio Paz y Carlos Fuentes, pero si se ha tenido la oportunidad de leer por lo menos cuatro de sus obras son memorables y para quien quiera conocer como se ha desarrollado el sistema político mexicano, las obras de Luis Spota son lecturas imprescindibles como Palabras mayores, El primer día, Retrato hablado, Sobre la marcha, entre otras novelas. 

En el Retrato hablado, Luis Spota escribe que se empieza a definir la sucesión presidencial, el Presidente de la República dice “El próximo abanderado de la revolución deberá ser un mexicano que tenga claro el desafío del desarrollo y que le ponga atención a México y que tenga las características adecuadas…” Retrataba al sucesor, entonces, empezaban las especulaciones quién era el probable sucesor tomando en cuenta el retrato hablado que había hecho el presidente. Y luego en Palabras mayores, donde se decía “tu eres el bueno”, pero no se lo digas ni a tu mujer, y eso que no se lo digas ni a tu mujer era rigurosamente cierto, porque el que comentaba algo y esto llegaba al oído del presidente “el tapado” se caía… Sobre la marcha, Spota escribe sobre la campaña, como se desarrolla el proceso electoral presidencial, como se organizaban los actos de adhesión pública al candidato oficial. Y El primer día, es el primer día que tiene el titular del poder ejecutivo como ex presidente, el primer día después de que entrega el poder, cuando quiere tomar la red telefónica se da cuenta de que está desconectada, cuando entra al baño se da cuenta que el agua está fría y no hay quien le conecte el gas, y pide cosas y se da cuenta de que todo aquello que faltaba solo bastaba una mirada para que lo atendieran de inmediato. Ahora tiene que ver que ocurre al estar fuera del poder. 

Son cuatro novelas que reflejan muy bien, los modos, los usos, el lenguaje, las claves del poder que se fueron dando en el sistema político mexicano, cuatro novelas que reflejan muy bien de lo que fue México de la posrevolución y de la larga vigencia del PRI en el poder. Consecuentemente, esa era la razón por la cual los políticos provincianos como los nuestros, se iban al DF o nacían allá, estudiaban en la ciudad de México y allá formaban sus aspiraciones políticas y luego regresaban al estado de Guerrero.

Las novelas políticas de Luis Spota gozaron de grandes tirajes gracias a su actualidad y fidelidad en el retrato del poder que, a la fecha, les concede gran valor para aquellos interesados en conocer de cerca los intríngulis de la clase política mexicana durante el dominio del PRI.

¿Por qué Guerrero es un estado tan atrasado?, Florencio Salazar Adame, tiene la siguiente hipótesis, empírica por supuesto, pero algún día le tratará de dar sustento para quitarle ese empirismo. Piensa en primer lugar, que Guerrero no es un estado que haya tenido un sustento cultural de la Colonia. Solemos ver la Colonia, dice, como la penumbra, la obscuridad; es la herencia de los españoles; la luz es de los pueblos originarios, de los pueblos prehispánicos; todo lo malo viene de los pueblos europeos; el ex embajador de México en Colombia, cree que ese problema no lo hemos podido superar a pesar de que lo han tratado Samuel Ramos y Octavio Paz, siempre hemos tenido una confrontación con nuestra propia realidad.

A lo que va es a lo siguiente, los murales de Diego Rivera en el Palacio Nacional, los españoles se ven con toda voracidad apoderándose de la riqueza del oro de los aztecas. Pero ese tema es de otra cosa. A lo que va es que las artes españolas se plasmaron en otros estados, pero no en Guerrero, sino en Puebla, Guanajuato, Querétaro, Guadalajara, San Luis Potosí, en estas ciudades se emprendieron actividades artesanales, y todo esto generó una formación cultural en la nueva sociedad mexicana, que con todos los avatares que hemos tenido hay cierto progreso, pero en Guerrero eso no pasó. 

FSA recuerda que escuchaba platicar a su padre con sus amigos que siempre se iban de Chilpancingo hasta Chilapa caminando para ir a la única biblioteca que estaba en el Obispado, pero se puede hacer un recuento rápido de algunas obras coloniales como la Iglesia de Santa Prisca en Taxco, el Fuerte de San Diego en Acapulco, ¿cuál fue la causa por la que los españoles no hicieron florecer la cultura en lo que es el estado de Guerrero?, las que hayan sido, el caso es que no hubo ninguna obra cultural importante en nuestra entidad suriana. 

Pero después vino la creación del estado de Guerrero, el primer promotor fue el general Nicolás Bravo, pero quien consume finalmente el proyecto fue el general Juan Álvarez; para la creación del hoy estado de Guerrero se hicieron cortes de varias entidades como en Puebla, Estado de México y Michoacán, esto hace que nuestra sociedad aunque no heterogénea en cuanto a diferentes razas, sino en cuanto a caracteres diferentes, por ejemplo, la gente de Tierra Caliente nada tiene que ver con la gente de la Región Centro, ni el de la Costa Grande tiene que ver con los de la Costa Chica, la gente de la Región Norte son de tierras templadas con otras características y temperamentos, y no hemos podido superar esas diferencias; no lo dice de que sea malo que existan las diferencias en la sociedad, diferencias étnicas, sino diferencias que nos mantienen acantonados en las regiones, y ciertamente la orografía es tan compleja que hizo posible que el general Vicente Guerrero se mantuviera como guerrillero en las montañas del sur, Agustín de Iturbide tuvo que pactar con él la consumación de la Independencia, pues porque finalmente era un foco guerrillero que se mantenía activo, pero hay que reconocer que la tropa del general Vicente Guerrero era con pocas armas y obsoletas, sin la formación profesional como la que tenía la tropa realista, el general Agustín de Iturbide era un militar brillante, poco tenía que hacer el ejército insurgente frente a él, aunque Pedro Ascencio Alquisiras lo derrotó en las últimas batallas. Iturbide tenía una visión política de estadista. Pero más allá de que queramos o no aceptar de que Iturbide junto con Guerrero fueron los consumadores de la Independencia, eso fue una realidad.

Agustín de Iturbide tenía una visión de triunfador, desconoce los poderes virreinales, traiciona a los ricos de la ciudad de México que le patrocinaron muchas campañas militares, advierte la caída del dominio virreinal y firma los Tratados de Córdoba con Juan O´Donojú, Jefe Político Superior de Nueva España, donde se declara la Independencia ratificando el Plan de Iguala, firma el Acuerdo del Pacto de las Tres Garantías, antes había sido el Abrazo de Acatempan con Vicente Guerrero y marchan a la ciudad de México el 27 de septiembre de 1821. 
 
Tan es secundaria la participación del general Vicente Guerrero, que cuando se reseña la entrada del Ejército Trigarante a la ciudad de México, con desprecio trató Iturbide a Guerrero porque a todo su ejército le da nuevos uniformes, botines, mejores armas, todo para que entren relucientes a la capital de la Nueva España excepto a la tropa de Guerrero que entró al final desarrapados, seguramente a Guerrero nunca se le olvidó este detalle porque cuando Iturbide le entrega la Orden de Guadalupe, Vicente Guerrero jamás la usó.

Pero el hecho está en que estas características geográficas del estado de Guerrero lo mantuvieron aislado, aunque buenas porque fueron unas verdaderas murallas para mantener viva la lucha de Independencia, e independientemente de la fortaleza militar del general Vicente Guerrero que Iturbide tuvo que pactar con él para la consumación de la Independencia en 1821. 

Con la caída de Porfirio Díaz en 1911, el estado de Guerrero fue gobernado por caciques regionales, por gobernadores autoritarios como el general Raúl Caballero Aburto, un militar agregado en la Embajada de Guatemala, y que al ser impuesto desató un conflicto en 1960 donde estudiantes de El Colegio del Estado, antecedente de la Universidad de Guerrero, provocaron su caída, porque todo el estado se paralizó, provocando ingobernabilidad total.

En esa época los gobernadores no vivían en Chilpancingo, por ejemplo, el caso de Alejandro Gómez Maganda, quien se apoyaba en la amistad de Miguel Alemán Valdés. Seguidamente, FSA contó una anécdota cuando el presidente Adolfo Ruiz Cortines, vino a Chilpancingo a verificar si era cierto que el gobernador no despachaba en la capital del estado. En un informe de gobierno de Gómez Maganda, dijo que se ha comentado que su gobierno pudiera caer, pero quiero decirles que mi gobierno tiene la solidez y el sustento de la revolución y el próximo año aquí nos vemos. 

No pasó una semana cuando de pronto viene un alto funcionario del Distrito Federal a Chilpancingo a buscar al gobernador, él preguntó por el jefe del ejecutivo local porque no lo encontró en sus oficinas, el funcionario se fue al zócalo estando ahí una persona lo identificó y le preguntó que hacía el Presidente de México, Adolfo Ruiz Cortines en Chilpancingo, lo llevaron a comer, a su regreso al DF a los dos días amaneció el Palacio de Gobierno, el Palacio de Justicia y el Congreso del Estado rodeados de militares porque los poderes habían desaparecido. Hasta esa época de Alejandro Gómez Maganda y Raúl Caballero Aburto funcionó el sistema paramilitar y con Raymundo Abarca Alarcón las cosas comenzaron a cambiar, aunque su gobierno constantemente se tambaleaba sin embargo contra viento y marea terminó su sexenio. 

Luego contó otras anécdotas de los ex gobernadores de Guerrero: Caritino Maldonado Pérez, Israel Nogueda Otero, Raymundo Abarca Alarcón, Rubén Figueroa Figueroa, Alejandro Cervantes Delgado, José Francisco Ruiz Massieu, Rubén Figueroa Alcocer, hasta René Juárez Cisneros.

Finalmente, FSA cree que una de las etapas más productivas de los gobernadores fue la de José Francisco Ruiz Massieu, seguidamente contó otra anécdota, en una reunión con sus funcionarios que aspiraban a sucederlo, les preguntó ¿por qué querían ser gobernadores?, porque Guerrero no tiene futuro. En lugar de ir hacia arriba va hacia abajo.

Analizando aquellas palabras de JFRM, ahora FSA se da cuenta que el ex político acapulqueño tenía razón. Porque el atraso que tiene Guerrero es tal que en lugar de ir hacia arriba va hacia abajo. Si se lee la encuesta de INEGI, donde se señala que la entidad con más corrupción es nuestra entidad. Si Guerrero fuera un país independiente sería el tercero más violento después de Honduras y El Salvador. Acapulco es la tercera ciudad más violenta del país. Chilpancingo es la segunda ciudad más violenta y más atrasada del país. 

Con esos indicadores por ejemplo, 7 de cada 10 universitarios emigran del estado, el 35 % de universitarios no tienen empleo, hay fuga de capitales, hay una fuerte migración interna de pueblos completos fantasmales por la violencia y la falta de empleo. En consecuencia, si uno se da cuenta de los indicadores sociales y económicos, la calidad de nuestra política, realmente el desafío que va a encontrar el gobernador Héctor Astudillo Flores es de tal tamaño que o transitamos a recuperar lo que hemos perdido y nos orientamos hacia mayores niveles de bienestar, si no se hace así estaremos perdidos más de lo que estamos. 

Lo que Guerrero necesita es una reforma del poder, donde haya un régimen que por un lado se estimule una auténtica división y equilibro de poderes como teorizó Montesquieu, que el gobernador no pretenda controlar el Poder Legislativo, porque esto contribuye al autoritarismo; el legislativo tiene que vigilar las cuentas públicas para que haya transparencia y honestidad. Si en el Poder Judicial sus magistrados continúan solo preocupándose por el aumento de sus salarios, no habrá una responsabilidad en la aplicación de la ley. Y en Guerrero seguiremos sin equilibrio de poderes. 

Finalmente, hizo las siguientes recomendaciones para el próximo gobierno que comenzará el 27 de este mes: lo que se tiene que hacer en primer lugar cómo formar ciudadanos; cómo responsabilizamos a los políticos para que hagan política no politiquería; cómo se responsabiliza a los gobernantes para que administren los recursos a favor de la sociedad; cómo se establecen mecanismos de transparencia y rendición de cuentas; cómo se sanciona para evitar la impunidad; cómo hacemos para que el ciudadano se acerque al gobierno y éste sea en efecto a favor del ciudadano. Si todo esto se logra, entonces vamos a reivindicar la política. Porque finalmente la política no es buena ni mala. La política es un vehículo. Desprestigiar la política con malos políticos es un error, pero no se trata de llegar a ese nivel de delicadeza frente al ciudadano que solamente siente el agotamiento frente a autoridades insensibles, abusivas, con políticos trepadores que se enriquecen en los cargos públicos. Es una tarea muy difícil que tiene el próximo gobierno.
 
Nota: a partir del 27 de octubre, Florencio Salazar Adame es Secretario General de Gobierno del Estado de Guerrero. 

EL LIBRO DE LA SEMANA. Autores, editoriales, instituciones y libros. Son estudios de historia intelectual del Dr. Javier Garciadiego, recoge once ensayos cuyo denominador común es el abordaje de pasajes de la historia intelectual del siglo XX mexicano. A través de sus páginas, el lector verá pasar a multitud de intelectuales, desde Justo Sierra, Ezequiel Chávez, José Emilio Pacheco, Félix Palavicini, José Vasconcelos, Martín Luis Guzmán, Daniel Cosío Villegas, Carlos Fuentes y en atención especial en Alfonso Reyes.