Consultas Populares en Conflicto

Héctor Murillo Cruz
4 de Septiembre del 2014

Bajo la premisa: la soberanía nacional radica esencial y originariamente en el pueblo (art. 39 de la Constitución), se reformó el texto del artículo 35 de la Ley Fundamental para considerar la figura de la consulta popular como una prerrogativa de los ciudadanos para participar en la aprobación o rechazo sobre temas de asuntos de interés general, lo cual constituye una modalidad del ejercicio de la democracia participativa.

Espíritus chocarreros y hasta constitucionalistas, consideran cuestionable que por una parte se establezca un ejercicio de la democracia directa como es el caso (porque la soberanía radica en el pueblo), y por la otra establezca: es “voluntad del pueblo mexicano constituirse en una República Representativa…” (art.40); y por tanto “dicha soberanía la ejerce por medio de los poderes de la Unión” (art.41).

No obstante para los defensores de esta figura se fortalece al sistema democrático en la toma de decisiones sobre materias trascendentes, aunque en el propio artículo 35 se excluyen de la consulta 6 temas como son: derechos humanos; principios de sistema de gobierno; materia electoral; ingresos y gastos del Estado; seguridad nacional; organización, funcionamiento y disciplina de las fuerzas armadas.

Viene lo anterior a colación respecto al rebumbio alcanzado en los medios, en torno a las pretendidas consultas populares anunciadas por las tres principales fuerzas políticas: el PRD que pretende por esta vía anular la reforma energética; el PAN pretende consultar el aumento al salario mínimo: y el PRI propone –al fin- la reducción de 100 diputados y 32 senadores de representación plurinominal.

Aunque las tres propuestas tienen aroma electoral, vale considerar: no existe aún ley reglamentaria que norme la consulta popular; por tanto dichas preguntas no pueden ir en contrapelo con el procedimiento establecido en la Constitución para adicionar y reformar la misma (art. 135) y para aprobar leyes o decretos (art.72), por lo tanto las facultades del Congreso de la Unión y las del Congreso Permanente no pueden ser sustituidas por otro procedimiento. Por ello, salvo lo que en su oportunidad interprete la Suprema Corte, las consultas populares deben aplicarse para actos de posible aprobación futura. Este punto huele a empate a 0, en el caso de la primera por ser a toro pasado y además serían intransitables las tres: no existe legislación reglamentaria en la materia.

PODADORA CRANEAL

Algo importante de considerar por la autoridad educativa está pasando en Jalisco. Hace días, el director de la secundaria 122 Coyula, en Tonalá, tomó la decisión de cortar el cabello a más de 200 alumnos, porque –según él- atentaban con su aspecto “hippie” la imagen social de todo futuro ciudadano.

El director, Teodoro Guzmán, alega: fueron los padres de familia quienes le pidieron y autorizaron la acción de cortar el pelo a los niños, a razón de 10 pesos por cráneo. Pero para deslindar responsabilidad será la SEP de Jalisco, conjuntamente con la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, quien, luego de indagar los hechos (catalogados como burla o denostación) tendrá la sanción al implicado responsable: amonestación, suspensión de su cargo o pérdida de su trabajo. Por lo pronto está separado.

Se debe proceder a evitar que tal conducta de maestros y padres se repita en otros planteles; también es verdad: los muchachos de hoy están “desatados” y no atienden razones.

1924: NACE RADIO EDUCACIÓN

Daniel Cosío Villegas expresó “Vasconcelos personificaba entonces las aspiraciones educativas de la Revolución; reunía condiciones excepcionales para inaugurar esa era de verdadero y grandioso renacimiento espiritual de México”.

Tenía razón, organizó la Secretaría en tres departamentos: Escolar, de Bellas Artes y Bibliotecas y Archivos. Impulsó la educación popular, estableció las escuelas rurales, creó bibliotecas, organizó la Primera Exposición del Libro, editó una serie de clásicos de la literatura universal, la revista El Maestro y el semanario La Antorcha. Formó maestros rurales y los envió a las Misiones Culturales. Mandó construir el edificio de la actual Secretaría de Educación, invitó a varios artistas mexicanos, como Diego Rivera para completar la educación del pueblo a través de murales, entre otras cosas.

Carlos Pellicer recuerda: un día José Vasconcelos le confesó: “Es necesario utilizar medios modernos como la radiotelefonía en nuestra cruzada educativa. Por ello solicitaré al presidente Obregón una emisora de radio para la Secretaría de Educación… se trata de poner en uso una estación que sea un poderoso auxiliar pedagógico del maestro...una gran Biblioteca hablada”.

Aunque se hizo la solicitud el 21 de noviembre de 1922, algunas dificultades políticas retrasaron los planes. Finalmente se autorizó a la SEP la instalación de una radiodifusora, el 15 de julio de 1924, trece días después de que Vasconcelos renunciara a su cargo por diferencias de opinión con Obregón. (Hoy está bajo la égida presupuestal del Secretario de la SEP, Emilio Chuayffet)
(Fuente “Radio Educación…Testimonios y remembranzas”, CONACULTA Investigación: Profa. Beatriz Quiñones).

ADULTOS MAYORES EXTRAVIADOS

En una medida más llevada a cabo para apoyar a los adultos mayores, el Gobierno del 
DF puso en marcha el Programa Alerta Plateada, con el objetivo de ayudar a localizar a los ancianos extraviados. Esta es una práctica importante porque cada año se pierden 4,500 ancianos. Esta medida se dio a conocer a conocer a propósito de que el 28, se conmemoró el Día del Abuelo. Aclaremos: 63,000 adultos mayores padecen Alzheimer en el DF y es el principal motivo de que salgan a la calle y no sepan cómo reencontrar su hogar. Esta alerta funcionará igual que Alerta Amber cuyos buenos resultados continúan. (Rubén Esaúd Ocampo, Radio 620).