Cronolíneas de México : La Sombra de Cárdenas

Héctor Murillo Cruz

Lázaro Cárdenas

Después que el jefe del Ejecutivo, Enrique Peña Nieto, en solemne evento celebrado en los Pinos –como en los viejos tiempos- presentó la tan anunciada iniciativa de reforma energética, el gobierno ha desplegado una estrategia de comunicación social –exagerada a decir de opinadores, acertada para los panegiristas- subrayando la invocación de lo expresado por el presidente Lázaro Cárdenas, en 1940, a dos años de publicado el Decreto expropiatorio de la industria petrolera respecto a que el Estado no desechaba la posibilidad de la participación de empresas nacionales en algunas áreas de la industria petrolera. 

Para algunos es un acierto del Presidente “Invocar al pasado para sustentar el futuro” y para otros fue una manipulación perversa de la historia del nacionalismo revolucionario enarbolado por el gran michoacano, quien después del momento ruinoso en que dejaron las compañías extranjeras expropiadas a la industria petrolera, se vio en la necesidad de abrirla a la participación privada nacional, lo cual revirtió el Congreso bajo la administración de Adolfo Ruiz Cortines.

De una u otra forma, la confrontación está a la vista: el régimen aliado tácticamente con el partido conservador defendiendo a ultranza la apertura a los contratos de utilidad compartida, sin privatizar ni enajenar la renta petrolera. La izquierda agrupada con Cuauhtémoc Cárdenas estará en contra.

Pocos han considerado posible el resurgimiento de la Revolución Mexicana, a beneficio de inventario, para enarbolar conceptos sobrevivientes como ocurre con la Independencia Nacional, la cultura o la Reforma Juarista. Cierto es que el Presidente Peña ha manifestado pragmáticamente no tener ideología, lo que en sí ya es una posición ideológica -útil para el discurso político-; algunos recuerdan que su tesis profesional fue construida en torno al general Álvaro Obregón.

JUNTA DE SOMBRAS

Pasarán las decisiones fiscales, educativas y energéticas pero subsistirá la necesidad de mantener en vigor la cultura nacional como vehículo de entendimiento popular. Por ventura se ha publicado un Acuerdo sobre integración y funcionamiento de los Gabinetes. En él figura, por ejemplo, El Fondo de Cultura Económica, coordinado por la SEP, cuyo Secretario es Emilio Chuayffet.

El FCE ha publicado las obras completas de Alfonso Reyes, autor de “Junta de sombras.- Estudios Helénicos”, conmemorativa del 50 aniversario de la Colección Popular, recomendada por el director del Fondo, José Carreño Carlón, donde el humanista regiomontano escribió: “En nuestra época de vasos comunicantes, y en que hay tan buenas traducciones y comentarios al alcance de todos, ni la extrañeza de la lengua muerta o de las circunstancias históricas de pasado podrían estorbar este contacto inmediato entre las almas de ayer y las de hoy. Y el obstáculo de los símbolos mitológicos tampoco es irreductible, pues a poco que no interroguemos descubrimos en los fondos de nuestra conciencia, a manera de perduración o de larva, un hormigueo vagaroso de sombras –Aquiles, Don Quijote, Hamlet, Arlequín y hasta el Tío Sam- que siguen sirviéndonos para dar asidero a las abstracciones mentales.”

INFORMACIÓN POLÍTICA CONFIDENCIAL

En 1954, BIP, Buró de Investigación Política dijo: “La semana pasada el ministro de Comunicaciones, dio a conocer la forma en que se propone gastar mil millones de pesos este año.”

“La técnica seguida por el ministro Lazo ha sido de una singularísima eficacia ha dado pormenores de las obras a realizarse. Cada camino, cada puente, cada carretera, han quedado definidos en el anuncio.

Esto tiene un gran significado local y concreto, que acaso no se perciba desde un punto de vista más general. Quiere decir que cada uno de los habitantes de una pequeña región beneficiada con las obras, ya sabe desde ahora que es lo que va a hacer en su región, y por qué y hasta cuánto. Por eso, este ciudadano ‘local de la localidad’ se aventurará. Ya, a disponerse a sacar provecho de dichas obras.

Aparte de asentarse un nuevo espíritu de optimismo en las individualidades, en don fulano y en don mengano que son, en cada población, los señores principales, éstos comenzarán a soltar un poco de su propio dinero: en pintar la fachada de su casa, en poner un restaurante, en promover un comercio, en elaborar artículos regionales, en planear un cultivo; en las mil y una cosas en que se refleja el conocimiento exacto, preciso, de una carretera por construirse.

De esta manera, un anuncio que normalmente se limitaba afijar la acción de los grandes intereses económicos del país, ha venido a filtrarse con la rapidez del rayo hasta las celdillas de nuestra comunidad mexicana.

Las demás dependencias del Gobierno tienen ahora un serio reto ante sí: repetir la hazaña del ministro de Comunicaciones. Dicha hazaña puede realizarse por el camino que ya trazó con su método el arquitecto Lazo; ahora falta que las demás dependencias sepan, con la precisión con que lo sabe la Secretaría de Comunicaciones, qué es lo que van a hacer.” Ministros del Gabinete actual ¡Échense ese trompo a l’uña!

(Fuente: Archivo Familia Lazo Margain. Horacio Quiñones. Buró de Investigación Política, 8 de marzo de 1954, Investigó Beatriz Quiñones).

CAPO DE GUADALAJARA

La salida inesperada de Rafael Caro Quintero, -senil y discapacitado- del reclusorio jalisciense, despertó en la sociedad una serie de comentarios. Jalisco ha vivido los últimos treinta años historias de criminales célebres que han alcanzado la libertad de forma sorprendente. Hay que recordar simplemente la increíble fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, en enero de 2001 de la prisión federal de máxima seguridad de Puente Grande, ubicada a un costado de donde la semana pasada salió también Caro Quintero, luego que un juzgado federal lo declaró libre al encontrar múltiples fallas en el proceso judicial que lo mantuvo a la sombra por 28 años.
Pero además de sorprender a los mexicanos, lo que sí se ve increíble es que a los yanquis también los dejó con la boca abierta, emberrinchados, la liberación de Caro Quintero; ahora lo reclaman para juzgarlo en USA por el asesinato de su agente de la DEA Enrique “Kike” Camarena Salazar, allá por 1984. Se piensa que con la salida del importante capo, la fuerza de las mafias mexicanas de la droga tendrá un reacomodo significativo.