El Mesón de la Libertad

A lo largo del siguiente comentario desarrollaré el análisis literario de la novela “El Mesón de la Libertad” del escritor Mauricio Leyva Castrejón. El autor elegido pertenece a una nueva generación de escritores guerrerenses, el género que él practica es la historia novelada como ha dejado huellas indelebles en sus dos anteriores novelas: “El Plan del Zapote” y “Juan Álvarez, entre el zorro y la pantera”.

La historia es la síntesis crítica de las contradicciones sociales, políticas, religiosas y culturales, la integración racional de esos procesos es una imperiosa necesidad conciencial, por eso mismo, los movimientos pre-insurgentes en la Nueva España: en Morelia, en Querétaro y Dolores, evidenciaban un inmenso malestar que la invasión de España en 1808 por los franceses al mando de Napoleón Bonaparte, posibilitó y aceleró las tensiones que fueron surgiendo en el Mesón de la libertad en Tepecoacuilco.

El prólogo escrito por don Ricardo Infante es impecable, hasta parece que él también se hospedaba en el Mesón de la libertad, junto con Morelos, Juan José Izazaga, Valerio Trujano, Pedro y Vicente Guerrero, Pedro Ascencio, Nicolás Catalán, Julián de ávila, entre otros conjurados.  

El autor elegido usa el estilo vanguardista para desmitificar la historia como única fuente para representar la realidad. La principal característica de su narrativa es dar vida y movimiento a los principales actores, en esta su tercera novela “El mesón de la libertad”, sus principales actores son: José María Morelos, Valerio Trujano, Leonardo Bravo, Vicente Guerrero, Pedro Guerrero, Pedro Ascencio de Alquisiras, Hermenegildo Galeana, Ignacio Orduña,  Juan de Ávila, Julián de Ávila, Antonio Gómez Ortiz “el mantenedor de la causa”, Antonio Gómez de Maturana. Posteriormente, se unieron al grupo de los conjurados Juan Álvarez, Nicolás Bravo, Nicolás Catalán, Mariano Matamoros, Juan del Carmen, Manuel Mier y Terán,  entre otros que después se llamaron los insurgentes.  

Esta nueva novela de Mauricio Leyva, está estructurada en dos libros, en el primero se refiere al Mesón de la libertad y los arrieros que se reunían no sólo a descansar sino al análisis de la situación que reinaba en la Nueva España; en el segundo libro se refiere a los conjurados, es decir, los primeros que se levantaron en armas para encabezar la Independencia que había iniciado el cura Miguel Hidalgo, y posteriormente, José María Morelos y Pavón.    

El Primer Congreso de Anáhuac y los Sentimientos de la Nación, tienen un especial espacio en la novela El Mesón de la libertad, porque es donde Morelos tiene un enorme éxito como legislador el 13 y 14 de septiembre de 1813, aquí en Chilpancingo, cuna de los Bravo.

Mauricio Leyva pertenece al tipo de literatura de los escritores vanguardistas, realistas y comprometidos, da cuenta en las 366 páginas en la que se estructura la novela, de los numerosos conflictos sociales de los sectores de la época pre-independentista más desventajosos y postergados, en esta novela de las luchas por la Independencia de México, que tuvo sus mejores momentos en lo que hoy es Guerrero a partir de cuando Morelos entra a nuestro territorio por el río Zacatula en octubre de 1810, según la crónica interesante que escribió el maestro Ignacio Manuel Altamirano, oriundo de Tixtla.  

El marco de la historia, en el espacio en la que se desarrolla la novela, es principalmente en Tepecoacuilco, donde se ubica el Mesón de la Libertad, pero además en otros pueblos como Tixtla, Chilapa, Chilpacingo, Tecpan, Acapulco. El tiempo es cronológico, ya que la historia de los conjurados tiene en todo momento un orden y una continuidad de hechos históricos que se inician antes de 1810.

La chispa encendida en Dolores en la amanecida del 15 y 16 de septiembre de 1810, era ya un gran incendio moral, entre sus sucesores, uno, Morelos, tendría una significación  constituyente extraordinaria. No era un criollo puro como Hidalgo de refinada educación, un hombre de la Ilustración francesa. Morelos con sangre india, negra y española, procedía del gran crisol del mestizaje, valiente y prudente, representaba el gran remolino de la revolución social aspirando a una nueva Constitución, la iniciaría en Chilpancingo con los Sentimientos de la Nación en 1813, y la culminaría en Apatzingan en 1814,  en el alud tumultuario de la conciencia.  

Conclusión

Finalizo este análisis literario revalorizando que la realización de la novela El Mesón de la libertad, del joven autor Mauricio Leyva, resulta una experiencia para los lectores situarse en el contexto de la pre-independencia hasta su desarrollo, pasando por la transformación que hizo Morelos en convertir la revolución en leyes con los Sentimientos de la Nación, hasta la desaparición del Congreso de Anáhuac por Manuel Mier y Terán, en Tehuacán, Puebla.   

Concluyo este análisis de la novela El Mesón de la Libertad, esperando que Mauricio Leyva haya llenado las expectativas de los lectores, y que en un tiempo más razonable, el joven escritor guerrerense, nos presente su cuarta novela en su prodigiosa narrativa de la historia novelada.  

Como afirma el escritor chihuahuense Ignacio Solares, en su novela “El Jefe Máximo”,  al novelista, sólo le resta llenar los huecos que deja la historia, y Mauricio Leyva ha llenado con su tercera novela, los huecos que dejan los historiadores.