Cronolíneas de México : Huracanes en la Política

En un sistema múltiple de partidos cuesta trabajo distinguir a los dirigentes malos de los buenos, sobre todo cuando no están actuando –principalmente- atenidos a intereses de clase, pero siempre podrán establecerse distinciones.

Por ejemplo, Miguel de la Madrid, (PRI) y César Nava, (PAN) fueron subdirectores Jurídicos de Petróleos Mexicanos, pero su destino individual ha sido diferente. Poco habló De la Madrid de su paso por el organismo del oro negro, pero tampoco parece haberse manchado las manos; Nava vive una tragedia derivada de la acusación, en el extranjero, de haberse aprovechado del cargo para hacer negocios tan torvos como lucrativos. No ocurrió nunca lo mismo con el inconfundible priísta, pero por lo pronto, Nava y De la Madrid se mantuvieron firmes en los partidos conservador y liberal, de toda la vida.

Datan de muy atrás las luchas ideológicas, así lo reconocíamos Raymundo Ramos y yo en una serie de artículos publicados en 1982, en El Nacional, diario del gobierno que nunca debió desaparecer, víctima del panismo y de los priístas que no supieron defenderlo o venderlo a los trabajadores. Pues bien, allí dijimos “La admiración y apoyo de los contemporáneos de Juárez a éste y su gobierno fueron indiscutibles, de ahí que Daniel Cosío Villegas se mofe de los intentos de eliminar a Juárez de nuestro calendario patriótico, desmitificación realizada en parte por Emilio Rabasa, de gran cultura histórica y jurídica, pero enemigo visceral del voto popular e ideólogo con cierta tendencia elitista.” (La larga serie se llamó “Biografía de un Candidato”, MMH).

Pero ahora la novedad es el amago de remover al senador Ernesto Cordero, todavía Coordinador del Grupo Parlamentario del PAN afín a los manejos del ex Presidente Felipe Calderón; parlamentario con el cual Madero ha tenido desencuentros por su oposición al Pacto por México y otros temas. Desde luego el Jefe del PAN está facultado para destituir y nombrar otro en su lugar. Para colmo Cordero parece estar apoyado por su colega Miguel Barbosa, del PRD. Dentro del Partido conservador, Cordero está respaldado por “la banda de los 4”: Javier Lozano, Roberto Gil, Francisco Domínguez y “la cocoa”, María Luisa Calderón, que en el apellido lleva la fama. Por el lado contrario el senador panista Javier Corral afirmó que Cordero debe ser removido, palabra de moda.

CONSTRUCCIÓN DE C.U.

La construcción de la Ciudad Universitaria fue una idea largamente soñada. Desde 1930 Mauricio Campos y Marcial Gutiérrez Camarena se presentaron juntos con una tesis sobre la Ciudad Universitaria de México.

En 1931 el rector Ignacio García Téllez asesorado por el arquitecto Francisco Centeno reunió a estudiantes de la Escuela de Arquitectura para elaborar los proyectos de la C.U. en los terrenos que hoy ocupa el Hipódromo de las Américas, finalmente vendidos. Años más tarde el rector Luis Chico Goerne adquirió extensos terrenos en la colonia Anzures que hubo que vender por problemas pecuniarios.

El rector Salvador Subirán hizo una campaña para reunir fondos necesarios para lograr la realización del sueño. Los diez millones de pesos que logró reunir no alcanzaban ni para comenzar la construcción.

“Desde el nacimiento colectivo de los sueños hasta su realización en el Pedregal de San Ángel pasaron veinte años y durante ese lapso se fueron formando, sin que nadie lo supiera, ni ellos mismos, los dos grandes hombres que convirtieron esos sueños en realidad: en los modernos y hermosos edificios de la Ciudad Universitaria. Estos dos hombres fueron: el que era entonces presidente de la República, Licenciado Miguel Alemán Valdés y el arquitecto Carlos Lazo Barreiro, ambos de extracción universitaria, Miguel Alemán abrió las puertas del tesoro nacional y Carlos Lazo, como Gerente de la obra, transformó esa corriente argentífera en la monumental y bella Ciudad Universitaria”. Organizando a un gran equipo de jóvenes arquitectos. (Archivo Familia Lazo Margain.- Artículo de “Novedades”, 10 de noviembre de 1965 por Miguel Ángel Cevallos. Investigación: Beatriz Quiñones).

NO SE HAGAN BOLAS…

Al Gobierno de Jalisco, específicamente al área responsable de la seguridad, “se le está haciendo bolas el engrudo” con tanto y tan delicados asuntos criminales acumulados desde su llegada al poder el uno de marzo. El titular de la nueva Fiscalía General Estatal (responsable de la Seguridad Pública y Procuración de Justicia) Luis Carlos Nájera Gutiérrez de Velasco, no se da abasto con los múltiples casos pendientes y en proceso; eso por una parte, y por la otra, una auténtica jauría de comunicadores convertidos en “investigadores” –que parecería- buscan la nota más escandalosa o sensacionalista posible, que ponga en evidencia la actuación de la autoridad frente a los criminales.

Un hecho que atrajo la atención nacional, a una semana de haber asumido la gubernatura de Jalisco Aristóteles Sandoval, fue el asesinato de su secretario de Turismo, que ahora se tiene conocimiento por parte de la mismísima Fiscalía, es que el funcionario de primer nivel daría apoyo a la célula criminal contraria al llamado Cartel de Jalisco Nueva Generación, lo que de confirmarse produciría para el nuevo gobierno priísta un escándalo social mayúsculo, y por consiguiente el obvio ataque político de las demás fuerzas partidistas antagónicas.

A ello hay que agregar escándalos criminales como el perpetrado a una veintena de chamacos excursionistas en Zapopan. Muertos por todos lados sin esclarecer los hechos y menos la detención de los causantes; miles de robos a casas, bancos, comercios, a transeúntes, robo de autos, camiones de carga y un sinfín de delitos de mayor o menor cuantía que pasan desapercibidos porque ya se convirtieron en el pan de cada día. De las cárceles jaliscienses y su peligrosa e histórica saturación luego hablamos.

ANZUELOS DEL DIABLO

Es indiscutible que en el Distrito Federal hay familias que trabajan de pobres. El adulto mayor, con su tarjeta de pensión alimentaria, el padre de familia completa con los comedores públicos y comunitarios; la madre con su canasta de nutrición y los hijos con beca, útiles y uniformes gratuitos; la familia completa con tinacos para el agua, el mejoramiento barrial, la atención a quienes habitan en vecindades y viviendas precarias, en el DF; y el seguro contra la violencia intrafamiliar, y todos cruzados en el padrón electoral que utiliza el partido en el gobierno (PRD) para ganar elecciones. (Rafael Luviano, Fórum en Línea, 265).