Las dos caras de Peña

Leí una editorial del periódico El País y me quede con la impresión que pudo haber sido escrito por un funcionario del gobierno mexicano, lo que demuestra que la estrategia está funcionando: tener un fuerte impacto mediático. Así fue como construyó su candidatura y así podrá construir su presidencia.

El gobierno y sus voceros - no desinteresados y hasta se llaman a sí mismos periodistas- nos recetan diario que se están haciendo las reformas estructurales necesarias para avanzar. Este mantra nos lo han repetido tanto que ya me lo estoy creyendo, aunque no sé si es una quimera o ideología pura y dura. Lo cierto es que muchos hablan de reforma estructural sin saber ni entender lo que es una estructura.

El vicepresidente de Hacienda dice que si se privatiza lo que sea en PEMEX habrá crecimiento económico, se cuida mucho de decir cómo se hará porque no veo como entregándole la perforación a empresarios privados vaya a repercutir en el crecimiento doméstico, cuando estos muchas veces lo único mexicano que usan es la mano de obra. Pero si se hacen TODAS las reformas estructurales creceremos 5% sostenido. ¿Por qué nada mas 5?, ¿no podremos llegar a 5.2% aunque sea?

Ninguna de las reformas tocara la estructura económica del país, ahí donde se realizan las relaciones económicas. Tampoco incidirá para ajustar de forma justa la pésima distribución de la riqueza, más bien tienden a seguir concentrándola más, la discusión sobre la reforma de telecomunicaciones consiste en quién gana más, Azcarraga o Slim, pero nunca el común de los mortales. La laboral que cae dentro de este furor “reformista” ha producido más desempleados, como bien previeron expertos, esto hará feliz a su gran promotor, un político que demostró que el ultra derechista Yunque podía militar en dos partidos políticos. Eso sirve para generar empleos mal pagados, en algo tendríamos que ganarle a los chinos.

En el Pacto por México, mesa de trabajo donde los partidos negocian en secreto, Peña da una cara de progresista, osado, se lanzan iniciativas radicales como la del cambio de la ley de telecomunicaciones, los jilgueros de siempre aplauden a rabiar, los expertos lanzan loas sorprendidos porque tanto bien no puede ser verdad y no lo es, porque en el trayecto hacia el congreso una mano priista corrige la iniciativa para satisfacer a los intereses que Peña dijo que no protegería, ya que por encima está el bien de los mexicanos. Viva Mexico jijos de la .... De esta manera el PRI en el congreso cumple con el compromiso de Peña. Los opositores que se dejaron cooptar se llaman a engaño, los chamaquearon una vez más y terminan por ceder y las dos caras de Peña salen bien libradas.

Que bonito, Peña propone y Peña dispone y El País, ese diario, parte de una empresa con intereses en las telecomunicaciones en México aplaude a rabiar. Se hizo una reforma estructural para no cambiar nada, ese es el México mágico, el de dar atole con el dedo.

El gobierno anuncia que ya cambió la educación, o sea que en el próximo examen de PISA estaremos en primer lugar superando a Finlandia que nos avergüenza, pero lo único que hicieron fue encarcelar a la líder del sindicato, todavía no le encuentro la estructura, a menos que se refieran al edificio donde esta presa. Pero los jilgueros maiciados aplauden a rabiar, salimos del atraso educativo entrando a un conflicto universitario con dos rectores. Kafka era mexicano renegado. Y los líderes que usan las cuotas de sus agremiados (PEMEX, Ferrocarriles, TELMEX, UNAM, y un muy largo etcétera), tan campantes como si nada.

Los funcionarios de Peña están convencidos que asistir a un funeral aunque se haya quedado dormido implica recuperar liderazgo internacional, aunque su canciller sea del equipo que destruyó ese liderazgo, pero tal vez el reciclamiento diplomático de priistas desgastados sirva para recordarle al mundo que el dinosaurio estaba hibernando y que la vieja escuela viene a enderezar al nuevo mundo. Todo es posible en el país que de no haber existido lo inventaba Walt Disney.

La venta de las dos caras de Peña está funcionando. Ese mundo que tiene intereses concretos aplaude a rabiar como las focas, aunque tengamos el agua hasta el cuello. El pueblo desinformado y saturado de mucho circo y promesas de que llegara el pan (el de a deveras, el comestible), los dueños del país están relamiendose los bigotes porque aumentaran su tajada del país, y Peña y corifeos que lo acompañan felices de haber cumplido con los que mandan.