Deformación Política Electoral

Héctor Murillo Cruz
10 de Diciembre del 2013

Raúl Cervantes

La llamada democracia electoral, es la más cara y de mala calidad existente en la actualidad. Los senadores –presididos por Raúl Cervantes- aprobaron una reforma deformante del sistema electoral mexicano. La transformación del IFE, como el órgano encargado de organizar las elecciones al nivel federal, en el Instituto Nacional de Elecciones, presenta de entrada varias aristas: transgrede la soberanía de los Estados respecto a su régimen interior o sea que volvemos al centralismo del siglo XIX; encarece el costo a cargo de los contribuyentes por el cambio de papelería, logos, asesores, personal, aumento del número de consejeros de 9 a 11 –generosamente remunerados- y la multiplicación de secretarias, y personal de apoyo; requerirá la emisión de una nueva credencial que sustituirá a la actual a un altísimo costo en tiempo y dinero (870 millones) y, en fin, generará conflictos y confusión, sobre todo en la organización de elecciones locales; ya lo veremos en 2015 en las que coincidirán algunos comicios locales y la federal de diputados, para mayor descrédito de quien presida el PAN (Gustavo Madero; el PRD, alguno de “los chuchos”, o César Camacho Quiroz, PRI).

Respecto a la reelección consecutiva de legisladores y alcaldes, -que algunos sospechan, tal vez sin razón, como el preámbulo de una futura intención de reelección presidencial, -plan ranchero del que excluyo a Enrique Peña Nieto- acentúa la fuerza de la partidocracia, pues serán las dirigencias de los partidos quienes determinen si un legislador o alcalde pueden volver a competir, sin tomar en cuenta la opinión de los ciudadanos, lo cual en esencia es más de lo mismo.

Por lo que toca a otras reformas: la que acorta el tiempo entre la elección presidencial y la toma de protesta; la que transforma a la PGR en una Fiscalía –vieja idea del ilustre jurista poblano Luis Cabrera- con autonomía y titular inamovible por 8 años, designado por el Senado, podrían considerarse positivas. Queda en duda si la creación –más burocracia- del llamado órgano anticorrupción, será factor efectivo para, por lo menos, reducir los altos niveles de ese cáncer que secularmente padece el país.

Faltaría por ver primero si a los diputados –pienso en Manlio Fabio Beltrones, PRI-, les entra un poco de luz y son capaces de modificar la minuta enviada por sus colegas senadores, y después cómo confeccionarán nuestros ilustres legisladores las leyes secundarias sin las cuales las reformas, por constitucionales que sean, serían inaplicables. 

HORACIO QUIÑONES Y LOS PINTORES

Cuando Horacio Quiñones tenía 18 años obtuvo su primer trabajo. Su madre conocía a madame Roux, quien manejaba el Hotel San Ángel Inn, así que le dio oportunidad de que se empleara ahí. Diego Rivera vivía unos metros abajo, él salía al patio a pintar en su caballete, al salir de su trabajo Horacio pasaba por ahí y se detenía a ver pintar a Diego desde la reja. Hacia esto cada tarde, una de ellas se atrevió a preguntarle “¿Cómo me hago comunista? Diego no le contestó. Pasaron algunos días y en otra tarde el pintor le contestó: “Organiza a los trabajadores del Hotel”. Por supuesto, cuando comenzó a organizarlos: fue despedido.

Años después mientras trabajaba en la revista HOY conoció a otros artistas, gozando de las artes y conociendo creadores tuvo la oportunidad de ayudar a algunos de ellos. Al primero que invitó a vivir en su pequeño departamento mientras encontraba dónde ubicarse a su llegada de España, fue a Germán Horacio, pintor (padre del actor Germán Robles), alguna vez tomó como modelos a su esposa y su pequeña hija. A los pintores mexicanos les pedía que retrataran a su familia, así Ramón Espino Barros hizo un cuadro de su esposa Teresa, Ruano Llópis lo pintó a él (retrato perdido), Luis Alberú, pintor cubano de origen español retrató a su primer hija. Roberto Doniz, mexicano, hizo cuadros de sus dos hijas mayores. 

Aparte adquiría obra de otros pintores, españoles, mexicanos, peruanos, y así siguió toda su vida, ya como creador del Buró de Investigación Política, BIP. (Fuente: Testimonios de la familia Quiñones Ladrón de Guevara Solís).

ISRAELITAS EN GUADALAJARA

Quienes han augurado la extinción de los libros impresos, periódicos diarios y revistas, seguramente están equivocados, pues con sólo ver la enorme cantidad de editores y libreros concurrentes a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2013, que hoy termina, con una presencia de más de 300 mil personas, demuestra con creces un potencial literario de nivel mundial, superado únicamente por la de Frankfort, Alemania.

Para muchos amantes de las letras y la cultura la Feria de los libros mexicana más relevante expone la rica y variada muestra de todos los géneros literarios, incluyendo la oportunidad para libreros y compradores tener en sus manos lo más exclusivo o popular del arte escrito por pensadores clásicos o modernos.

Una vez más se ha demostrado al mundo la importancia de los libros, gracias al esfuerzo y la perseverancia de muchos, principalmente de la Universidad de Guadalajara, promotora e impulsora de eventos de relevancia como el mencionado que ahora tuvo como invitado especial a Israel.

CONAPRED: GACETA

Es momento oportuno para formular si no un balance de lo hecho por CONAPRED, por lo menos reiterar algunas ideas sobre la marcha de la institución creada por el Presidente Vicente Fox, a iniciativa benemérita de Gilberto Rincón Gallardo quien demostró gran profundidad humanística.

De los tres presidentes que ha tenido CONAPRED en su corta vida, sin duda el actual, Ricardo Bucio, ha sabido preservar la vida institucional. Antes expresé que la desaparición de la Gaceta Informativa –trimestral- “Iguales pero Diferentes”, que contenía noticias sobre discriminación en materia de leyes, diversidad sexual, mujeres, sección infantil, Voz Ciudadana, Galería, Quejas y Reclamaciones, Reportajes, Bitácora y otras, fue una mala decisión.

En su momento Bucio declaró en la Gaceta su propósito de incorporar “el tema de la exclusión en la agenda nacional, porque la negación de derechos va muy aparejada con la pobreza, la falta de acceso a la educación, al empleo y a los servicios de salud.” (Gaceta 20, octubre-diciembre de 2009).

Desapareció el instrumento informativo único, sin consulta a su Directorio y al público. Lo conveniente habría sido abatir costos, no usar papel lujoso, ponerle precio de venta y distribuirlo por librerías.