Diálogo Sobre la Izquierda

El tema "Ideas y acción política en México", que pretendía escribir desde un principio, pero la verdad que yo he preparado la presente colaboración que toma las condiciones en que se puede plantear este otro problema de la acción y las ideas en México, porque siguiendo la formación de mis disciplinas que son la sociología, la ciencia política y la literatura, me interesa tratar sobre todo de precisar un concepto, sino entendemos qué es la izquierda, no podremos deducir de allí cuáles serían las ideas y acciones correspondientes a la izquierda en nuestro país, pero sobre todo aquí en Guerrero.

Voy a intentar por lo tanto preguntarme ¿Qué es la izquierda? Con esto espero contribuir en algo a un diálogo que iniciaron una mañana de 2001, Perry Anderson (Londres, 1938, historiador y politólogo inglés), Cuauhtémoc Cárdenas y Pablo Gómez, entonces se planteó ya el problema de la relación entre teoría y práctica.

Esta vez presento en mi reflexión sobre el concepto de izquierda un punto de vista distinto, y espero que con ello pueda contribuir al diálogo necesario entre puntos de vista diferente en este problema importante.

¿Qué es la izquierda, tiene sentido todavía hablar en política de izquierda y de derecha? Después de la caída de los socialismos real y del aparente dominio mundial del nuevo Neoliberalismo no se han disuelto estas diferencias, sin embargo, una visión abierta a un panorama histórico que rebasara nuestro momento daría creo yo otra respuesta.

Porque la historia de occidente no podría entenderse sin la oposición permanente entre fuerzas que reiteran una situación de dominación y otras que intentan romperla, esa oposición podría sugerirlo una definición de izquierda que rebase y englobe nuestro presente.

¿Qué podemos entender por izquierda? Desde el siglo XVIII empezó a identificarse la izquierda con una doctrina sistemática ideológica, revolución, cambio social, eran conceptos clave de su discurso. Esta es la doctrina la que hoy nos suscita duda, al entender por izquierda una concepción ideológica cuando las ideologías el término de izquierda tiende a perder su sentido. Pero en el lenguaje ordinario derecha o izquierda significan mucho más que un estilo de creencias, se refieren a una actitud vital ante la sociedad supuesta en un comportamiento.

La izquierda política no consiste en la adhesión a un sistema doctrinario, las ideologías revolucionarias o reformistas se suceden, cambian y se enfrentan. Su vigencia depende del contexto histórico, su traza varía con los intereses de los grupos que la sustentan. Pero debajo de todas ellas subsiste una corriente vital permanente, es una actitud común de disrupción ante una realidad social existente que da lugar a una práctica transformadora, es a la vez negación de un orden dado y proyección de otro más racional y humano.

Son esa actitud y esa práctica las que definen a la izquierda, lo que dio sentido a la entrega de tantos hombres y mujeres e hizo que muchos sacrificaran sus vidas por un fin social. No fue la creencia en una doctrina científica o filosófica, fue una pasión y una esperanza, la indignación por la estupidez y la injusticia humana, la urgencia por construir una sociedad fraterna, según las épocas y las circunstancias sociales esa actitud disruptiva revistió varias formas, ensayó distintas vías de acción, adujo distintas teorías para justificarla pero en todas se mantuvo constante porque no era prisionera de ninguna formulación ideológica, subsiste en todas ellas.

La izquierda en política no es un sistema teórico incomprensivo, es una elección de vida, en cada contexto utiliza armas intelectuales distintas, tiene sin duda que elaborar y aceptar teorías para justificar racionalmente sus decisiones y sus prácticas, pero la aceptación o rechazo de una teoría está motivada por una actitud que implica una proyección hacia valores que satisfacen intereses vitales.

El criterio para juzgar si un movimiento es de izquierda no es que cumpla o no con una posición teórica, al revés, el criterio para juzgar el carácter de izquierda en una posición teórica es que sea capaz de justificar racionalmente o no un comportamiento contra la dominación.