Simón Bolívar, Fundador de Cinco Naciones

En el año 1815, el año en que el 22 de diciembre a las 6 de la mañana muriera José María Morelos y Pavón, después de sufrir y padecer el juicio dramático que vinculó en el tribunal a la Inquisición y al poder civil, modelo judicial que la revolución política de todos los pueblos impediría que fuese para nunca jamás la base del Estado de derecho.

Simón Bolívar tenía en 1815, 32 años; en 1815, Bolívar después de 5 años de guerra incesantes por la independencia se encontraba en Jamaica, desde allí escribe un texto que en la melancolía de las batallas en 1815 Bolívar se apoderó de Bogotá que le permite una reflexión global sobre la insurgencia y el destino de América.

Hace la crítica del colonialismo y a la vez con entereza las dificultades del movimiento liberador, dice: “En tanto que nuestros compatriotas no adquieran los talentos y las virtudes políticas que distinguen a nuestros hermanos del norte, los sistemas enteramente populares, lejos de sernos favorables, temo mucho que vengan a ser nuestra ruina”.

Pensando en la época colonial, recupera unas palabras alentadoras de Montesquieu, autor en 1748 de un libro, El Espíritu de las leyes, que pasa por ser el texto fundacional el Estado de derecho. La reflexión que Bolívar hace de Montesquieu revela ya al hombre de la Ilustración, recupera una frase de Montesquieu, que alumbra la gran crisis: “es más difícil sacar a un pueblo de la servidumbre que subyugar a un pueblo libre”.

Con ese ideario, Bolívar asume las inmensas contradicciones que tuvo ante si la batalla por la Independencia, negar las contradicciones, es negar la historia real, en Jamaica, pausa en el combate, Bolívar recordaba acaso, a su maestro juvenil, el admirable Simón Rodríguez, del cual nos falta una gran biografía, que en los días fundacionales de las cinco repúblicas bolivarianas: Venezuela, Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia, el libertador le preguntó a Simón Rodríguez, lo que pensaba. Simón Rodríguez le contestó así “Repúblicas sin republicanos, sin ciudadanos”.

Simón Rodríguez errante defensor de la educación como base y centro del proyecto liberador de las nuevas naciones, recorría las tierras fundando escuelas y proyectos educacionales, en la distancia aleccionadora del tiempo, las cinco naciones bolivarianas luchan aún hoy por vincular las vidas y las ideas al Estado de derecho, largo aprendizaje, sepámoslo como ciudadano.

Simón Bolívar vio su primera luz el 24 de julio de 1783 en Caracas, Venezuela, en 1777 Carlos III de España convirtió su tierra natal en capitanía general de Venezuela, hecho que definió las futuras fronteras de Venezuela como nación.

Pertenecía Bolívar a una de las más opulentas familias criollas, muy ricos los Bolívar por parte del padre y de la madre, un tronco genealógico que les emparentaba con el primer Bolívar que llegó al Nuevo Mundo en 1589 como secretario del gobernador Diego de Osorio, sería ese Bolívar personaje central de la naciente Venezuela colonial, era vasco, de lengua euskara, Bolívar quiere decir piedra de molino. Y por ello, los Bolívar tenían en su escudo una piedra de molino.

En 1810 a tenor de la invasión francesa de España, el cabildo municipal de Caracas, bajo la hipótesis de defender los derechos del rey Fernando VII, preso de los franceses, creó una junta suprema autónoma y el 19 de abril de 1810, fecha fundacional de la Venezuela libre inicia una serie de reformas. El 12 de marzo de 1812, Caracas sufrió un terremoto, las clases conservadoras y la Iglesia, dijeron que era un castigo de Dios contra los insurgentes, sobre las ruinas emerge un líder, Bolívar alza la voz en el aire del pánico, Bolívar pronunciará el primer gran discurso de su vida: “¡Si la naturaleza se opone, lucharemos también contra ella!”, un líder había nacido en un terremoto, tenía Bolívar 27 años.