Francisco De Miranda, el Prócer Criollo

El historiador Mariano Picón Salas, venezolano, asume esta definición, cronológicamente, Francisco de Miranda, fue el primer criollo de dimensión histórica mundial, la frase es enorme, pero Miranda merece ese atributo, en 1806 cuando todavía estaba todo por hacer para la insurgencia, el 25 de marzo de aquel año guía, desembarcó en la Ocumare venezolana con la bandera de la Independencia.

Dos veces las fuerzas realistas le derrotaron, pero el viento de la rebelión se había encendido, y en las costas la bandera diseñada por Miranda se refugió en el corazón de los hombres, cuando el 14 de julio de 1811 se proclamó el Acta de la Independencia en Caracas, en el viento cálido, ardiente de la memoria, se levantó la bandera de Miranda. la llevó en caja de madera con incienso en el barco “Leander” armado con 18 cañones y 200 hombres, esa derrota iniciática preparaba el despertar de la vida, debo decir que cuando he hablando de Miranda en mis clases de la FCPyS de la UNAM, nadie sabía una sola palabra del precursor de la Independencia.

Regreso por ello a José Vasconcelos, que aspiraba a la revolución del conocimiento, al cambio crítico de la historia, Francisco de Miranda, nació en Caracas, Venezuela, en 1750, en la Caracas donde vino al mundo en 1783, Simón Bolívar, los separaba, no solo el tiempo, sino el poder, los Bolívar eran criollos de la opulencia y la riqueza, y de las generaciones sus 5 abuelos en la cronología habían pertenecido a las distintas llegadas de los conquistadores.

En términos de clase, con Carlos Marx al fondo, frente a los criollos históricos, los Miranda, eran simples inmigrantes españoles sin ese pasado, nada es simple, y por ello, la memoria rinde tributo a la crítica histórica, el padre de Miranda abrió un comercio de telas, los grandes criollos se negaron a que formara parte del batallón caraqueño porque no admitía que perteneciese alguien que trabajaba con las manos, debió elevarse a Madrid la queja, la Corona española que Miranda padre tenía todo derecho de pertenecer al batallón del linaje, Francisco hijo, nuca olvidó aquel dolor.

El precursor derrotado en 1806, había servido a España mucho antes en su ejército, se embarcó después en la revolución Francesa de 1789, fue general y a punto estuvo de costarle la vida, en la lucha entre girondinos y jacobinos de Francia, viajó por toda Europa, fue fascinante caballero errante en la Corte de Catalina II de Rusia, con algo más que besos cordiales, mensajero en Londres de la rebelión americana, allí en Londres se forjó el encuentro de perseguidos, esperanzados y conspiradores.

A la hora del lanzamiento en Caracas, Simón Bolívar mismo fue a Londres para que el precursor Miranda regresara a Caracas, que finalmente moriría preso en España el 14 de julio de 1816, historia, biografía, novela, tragedia de clases y drama de pasiones, la Independencia no resolvería la crisis entre criollos ricos y criollos pobres, pero Francisco de Miranda, el viajero legendario, el Marco Polo de América y de sus pueblos, requiere que la memoria lo levante sobre la muerte y nos lo devuelva como prueba de fuego en las contradicciones de los hombres a la hora del cambio del mundo.